3 FORMAS DE COMPROMETERTE CON TU SALUD EMOCIONAL

0

MENTE

¡PÁRATE! y piensa a quién regalas TU TIEMPO.



De hace un tiempo a esta parte tengo la sensación de que la sociedad (en general) nos pide más. 

Más como mujeres, como madres y como trabajadoras.

Dicen que el nuevo feminismo es mucho mejor, y mi sensación es que nos hace más exigentes, más mezquinas y más despiadadas con otras mujeres, y a la vez con nosotras mismas.

¡Cariño! ¡Me planto!

Bastante dura soy conmigo misma como para aguantar idioteces de otras mujeres que normalmente están frustradas y con la autoestima por el suelo.

¿Te pasa también?

Bien, una vez alguien muy cercano me dijo: "El mayor miedo NO procede de aquello que se teme, sino del desconocimiento"

Pues bien si eres capaz de conocerte bien, nadie podrá meterte miedo, nadie podrá desestabilizarte y nadie podrá hacerte daño.

Cuando te comprometes con tu salud emocional, logras mantener el bienestar integral de tu cuerpo y de tu mente.

Me dirás... muy bien pero ¿Cómo lo consigo?

Empieza por practicar la autorreflexión

Sé tu propio "detective emocional" cada día debes parar 15 minutos o lo que necesites para investigar tus propios sentimientos. Cada emoción que tengas será una pista para descubrir que te molesta o que te hace feliz, puedes examinar de cerca cada pista con tu "lupa emocional", esto dicho así parece una locura. Lo sé. Pero te ayudará a entender tus patrones emocionales y a encontrar la mejor forma de lidiar con ellos de una manera saludable.

Lo interesante de esto. Es. Que cuando lo haces durante un tiempo, sin querer cuando tienes un sentimiento, te detienes a analizarlo enseguida. Y tu mundo cambia, dejan de afectarte de la misma forma sentimientos que antes te habrían vuelto una energúmena. ¡Comprobado!

El segundo paso es empezar a decir "NO" 

Di NO a las cosas que te puedan hacer daño. Pero siendo adultos y enfrentándonos a los problemas.

Veo multitud de contenido en las redes en plan quiérete más y di que no a lo que no te apetezca hacer. 

Vamos a ver que nos volvemos locos. Tienes que decir que no a aquello que te hace daño y no puedes enfrentar sin sufrir a largo plazo. 

Me explico. Pon límites. Pero a situaciones o demandas que te afectan negativamente a lo largo del tiempo.  

Pongo ejemplos. Si comer con tu hermana/madre/amiga, te crea ansiedad porque es una persona que no se porta bien contigo, pero no deja de ser tu hermana/madre/amiga. Y tras varios intentos de hablar con ella, y ver que no llegas a nada, solo a pasar un mal rato. En ese momento, es cuando piensas: "Te quiero porque eres mi hermana/madre/amiga, pero estar contigo me crea ansiedad" ¿Cómo pongo limites?
Sencillo. No vas a quedar con ella a comer, pero no la vas a evitar, seguirás llamándola para preguntar por sus hijos o por ella, pero sólo la verás en momentos familiares puntuales. Limitarás los momentos de verla a cuando hay más gente para evitar hablar con ella más de 3 minutos. El tiempo suficiente para ser amable y condescendiente.

Y por último práctica técnicas de manejo del estrés

!Bua¡ ¡Qué locura!

No te asustes es muy sencillo, la respiración profunda, el yoga, la meditación y la relajación son las mejores técnicas. Y una vez que aprendes a utilizarlas te ayudan a regular tus emociones en el mismo momento que te surgen. 

Y de pronto tu vida cambia.

Al final como todo en la vida es cuestión de Tiempo, Disciplina y Práctica.

Y ¡Cariño! Si necesitas ayuda profesional, no lo dudes, hazlo y empieza a vivir una vida en armonía. Tu salud mejorará significativamente.


Entradas que pueden interesarte