¿INTENTAS SER UNA SÚPERMUJER?

0
ALMA

SER mujer, esposa, madre, empresaria y SENTIRTE BIEN contigo misma, SI es posible.



Dejarse llevar.

Muchas veces no escuchamos a nuestro reloj interno, y cuando pasan los años te das cuenta que hay algo que te han explicado mal.

El mundo cada vez está más loco, hay menos libertad, puesto que un montón de gente que no conoces, ni te conocen, opina de cómo debería ser tu vida, ahora hay más normas y restricciones que en la edad media. Porque ahora nuestro mayor enemigo somos nosotros mismos, al hacernos eco de todas esas pautas y seudoideas que nos han metido en la cabeza.

Todos al pasar la barrera de los 40 nos planteamos nuestras vidas y vemos que hay cosas que si nos volvieran a dejar ir atrás, pongamos 15 años, no volveríamos a hacer.

Querida amiga, el tiempo para ser sexy y cuidar de ti, de tu piel, tu cuerpo y tu mente, es infinito. Porque desde los 12 años que empezamos a cuidar nuestra belleza (bien con las primeras depilaciones, o cremas para el acné...) hasta el día de nuestra muerte debemos hacerlo por amor a nosotras mismas.

Esa es la base del amor, amarnos primero a nosotras y eso últimamente se confunde con ser egoísta, narcisista y avariciosa. Es más simple, es sólo cuidar de ti, comer sano, darte algún capricho, pasear por zonas verdes, meditar (aquí entra: rezar, pensar, respirar e incluso repetir mantras), hacer algún deporte que te mantenga activa, mimar tu cuerpo, pelo... Creer en ti, priorizar tus sentimientos y ante cada elección, hacer un balance. Esto al final se convierte en un estilo de vida.

Hay tiempo para todo, pero cada cosa tiene su tiempo. Nos han dicho: "debes realizarte como mujer"  Vuelvo a escribirlo "debes realizarte como mujer" 

Extraño ¿Verdad? 

Ahora piensa. ¿Quién es la sociedad para decirte qué hace que tú te sientas una mujer realizada?

Bien. Por eso es importante que te ames, y tu decidas cuáles son tus tiempos.

El mejor momento para ser madre, en realidad es el biológico, y tras hablarlo con muchas madres, casi todas coincidimos en que es así. Por varías razones, tenemos más vitalidad y energía. Además tenemos la oportunidad de crecer con ellos. Porque cuando ellos están en edad universitaria, tú aún eres joven para poder desarrollarte profesionalmente (y normalmente ya sabes lo que quieres hacer de verdad con tu vida).

Algo en lo que a veces no pensamos es que podremos conocer a nuestros nietos, y les damos la oportunidad a nuestros nietos de tener el amor de sus abuelos. Algo tan importante para su desarrollo. 

Les has podido acompañar en sus momentos, y hay estudios que demuestran que los hijos cuidados por sus padres o abuelos, mentalmente tienen más estabilidad y sentido común, que los niños que están más de 15 horas separados de sus padres o abuelos.

Nos dicen que está bien retrasarlo, y si es lo que tú deseas, no esta sólo bien, si no que es genial. Porque tú decides cuando es tú momento. Pero si que es verdad, que la gran mayoría de las madres tardías (entre 35 y 45 años) al final caen en la misma reflexión.

Cuando es el momento para ser esposa o pareja. Siempre. A veces lo dejamos de lado para ser madres o trabajar, y nos olvidamos de lo importante que es vivir nuestra sexualidad e intimidad. Todos los días debe existir en tu vida un momento de intimidad, bien para sonreír, provocar, acariciar, mimar o simplemente estar. Sentirnos amados y amar a otra persona nos hace sentirnos vivos. 

Al igual que llevas los niños a actividades, tienes reuniones o citas médicas, no debes olvidar agendar esa cita con tu pareja. Y si no puede ser a diario, pues inténtalo cómo mínimo 1 vez a la semana. El sexo es importante en una pareja, pero también para nuestro cuerpo.

El momento para ser mujer, es más sencillo de lo qué piensas. Lo eres todo el día. Para 15 minutos a lo largo de la jornada para resetearte y enfocarte. Queda con tus amigos, pero con los que te hacen sentir bien, echa unas risas, disfruta de ser tú. Ve de compras, haz esas cosas que a ti te hacen feliz. Te gusta bailar, hazlo. Prefieres hacer puzles, hazlo. Hay tiempo para todo si te organizas bien.

¿Cuándo es el momento para desarrollarte profesionalmente? Por mi experiencia después de los 40, pero con un PERO gigantesco. El momento de prepararte es desde los 14, tienes que ir adquiriendo conocimientos. Estudiar, aprender e ir logrando metas poco a poco. 

En realidad, los chavales como media no encuentran trabajo antes de los 32 años. Esto ya te está diciendo que estamos haciendo algo mal ¿No crees? Pero si que es verdad, que entorno a los 40 años es cuando tenemos claro que queremos hacer y cuánto estamos dispuestos a esforzarnos. 

¡Ojo! Estoy hablando de desarrollarse profesionalmente, otra cosa muy diferente es trabajar, ascender, e incluso desarrollarse profesionalmente puesto que hay gente que tiene clara su pasión desde la adolescencia.

Y por último si te gusta cuidar, hazlo, hay mujeres que sienten una gran satisfacción cuidando de su familia, protegiéndola, mimándola. Ser ama de casa (porque te guste) puede ser algo extraordinario. Recuerda que los roles entre tu pareja, tu familia y tu, los debéis elegir entre vosotros. La sociedad no va a venir a hacerte feliz. 

Te doy un ejemplo, a mi me gusta cuidar, cocinar, planchar y mimar, pero odio limpiar. Y ese es el rol que tengo en mi casa. Yo cuido, cocino, plancho y mimo. La limpieza, tenemos un acuerdo entre todos los miembros. Pero tengo una amiga a la que le fascina, repito FASCINA, limpiar, estar y ayudar a sus niños, pero, odia llevar a sus hijos al colegio. Pues tiene contratada a una chica de 17 años que le lleva y le trae a los niños. 

Pero si te das cuenta el gran secreto de todo esto es SER CONSCIENTE, estar presente en la vida de tu familia, estar presente en la vida de tus hijos, estar presente en la vida de tu pareja, estar presente en tu vida laboral en el caso de que trabajes, y lo más importante vivir en el presente de tu vida. 

Ser consciente de ti misma, de lo que realmente deseas y en base a eso organizar tu vida. Y déjate llevar. 

Tu corazón pocas veces se equivoca. 

A todo lo anterior le sumas: mucha constancia, mucho amor y mucha, mucha, paciencia y serás capaz de compaginar todas esas facetas que te hacen ser única.

Miki Díaz

Entradas que pueden interesarte